Etiquetes

dilluns, 16 de novembre de 2009

1,2,3, Chachachá ¿el muro ha caído?.



Después de que durante la semana me pusieran la 3ª dosis de la vacuna de la hepatitis A el cuerpo no estaba para  muchas batallas.
El domingo amaneció para mi a las 6.10h. Cuando ya estaba levantado un sms me avisó de que la entrega del paquete no se podría realizar esa mañana: mi correo se había equivocado de hora y los ZZG estaban en el punto G 35 minutos antes de la hora H.
Me volví a meter en la cama hasta las 7.20h. De esta manera conseguí lo imposible: madrugar dos veces en el mismo domingo.En otra ocasión me habría calzado el equipo completo y seguramente habría aprovechado el tiempo, pero como el cuerpo no estaba muy fino preferí descansar un poco más.
A las 7.45h salí del cuartel general poco convencido de marcar ningún hito en la historia del ciclismo moderno. Tenía órdenes del Komité central de hacer una retirada temprana ya que había una operación secreta en marcha;  Operación 1.2.3.Chachachá. Básicamente consistía en una batida general propiciando la limpieza de ácaros por toda la sede de nuestra organización.
Nuestro grupo se dispuso a completar el despliegue operativo por la Serra de Marina con las bajas habituales por estas fechas.

Nos dirigimos hacia el poblado Ibérico en el Turó del Pollo, vaya nombre para un turó, probablemente los americanos de  Kentucky y el lobby de los restaurantes fast foot tenían algo que ver.
En Can Franquesa una pareja de nuestros chicos nos informó de que en la mina nos esperaba un contacto, en la 3ª fase.
Los agentes Cantarero 1 y 2 habían hecho un buen trabajo a costa de perderse parte del operativo.


Bajamos hacia las minas abandonadas

Seguimos por el camino del GR92, hacia el camí vell de Montcada, para enlazar con la trialera que le gusta al Jordi G., y eso que con los árboles que cayeron durante el vendaval de enero del 2009 parecía un muro infranqueable.
Antes de llegar a la trialera  vimos  a un grupo de unos 15 bikers que se dirigían hacia el restaurante de la font de l'alzina. Las migas  con orujo están causando estragos en el enemigo, nos extrañó mucho no ver a Jalll por allí.

Llegando al final de la senda nos cruzamos con los Enduregg  con equipo de asalto, no creo que hayan podido derribar el muro, bueno eso es ya otra historia.

Hoy no he podido parar en la subsede Adrés para rehidratar y recibir órdenes.
La misión 1.2.3. Chachachá estaba apunto de empezar (la del bigote no es mi mujer).

 ¿El muro ha caído?
Por razones de estado no hay datos de la salida......