Etiquetes

dilluns, 21 de gener de 2013

Fin de semana lluvioso


El  cámara de televisión

Reposando en el sillón
amodorrado, a la hora de siesta una tarde tórrida de julio.
Mientras el velocipedista con ritmo parsimonioso
Sube entre la niebla entre los gritos de la afición

Esfuerzo sublime para alcanzar el mando
pues los gritos de Perico han trastocado tu descanso
Mientras el corredor demarra
El cámara asido a su herramienta no ceja en el esfuerzo
de sacar un plano único que  mantenga su estipendio
Esa gota de sudor que fríamente recorre la piel del ciclista
Llueve pero nuestro hombre ni se inmuta 
La bajada es infernal pero no va a dejar de grabar
  Equilibrios acompasados contorsiones imposibles
El ciclista es loado Perico ha gritado
Va a tumba abierta¡¡¡
Ese plano la ha clavado¡¡
El diafragma trabaja sin descanso
Las gotas de lluvia empañan la lente
La llegada esta a 500m la motocicleta se desvía
Perdemos el plano cercano

5h de trabajo con la cámara colgando
El cuerpo entumecido, mojado, frío
Nadie le recibe con alabanzas y refrigerios
Corre a la llegada a grabar a los colosos
Entrevista sin resuellos
El silencio hace su presencia
Revisa el material los seca, mima no por estética
Mañana  etapa contrarreloj como cada jornada
El equipo ha ayudado pero solo gracias a el 
hemos podido ver una jornada épica



Mi humilde reconocimiento al cámara de la moto.

Esto es lo que pasa cuando te haces viejo y te da pereza salir por el mal tiempo.
Hay que salir aunque granice.

Saludos